lunes, 19 de octubre de 2009

El poder y su inherente corrupción


No voy a hablar de los numerosos casos que existen hoy en día de cohecho, prevaricación, abuso de poder, etc..., voy a hablar de Ché Guevara.
Acabo de ver un documental en un canal temático (Discovery Civilization) que se filmó en el año 1996, si no me equivoco.

La conclusión que he sacado es la que ya saqué hace mucho tiempo, cuando siendo adolescente me atrajo la figura del Ché. Fue traicionado. Y fue traicionado por la inteligencia y la práctica de un amigo que lo fue hasta que ya no le sirvió.

Lo que más me preocupa es que a lo largo de la historia los personajes políticos que han habitado en este nuestro mundo han vivido situaciones similares. Incluso el presidente Kennedy -que intentó derrocar a Fidel Castro-. Sí, ya lo sé. Puedo parecer ilógica sugiriendo una conspiración, pero el poder no lo habitan las personas políticas, lo habita el capital. Y el capital mueve montañas. Montañas, gobiernos, medios de comunicación, etc.

Mientras una persona sea "rentable" para el capital mantendrá su poder. El capital no tiene porque ser una gran fortuna, puede ser una pequeña, pueden ser intereses que reporten dinero posteriormente, en fin, puede ser hasta un puesto de trabajo bien remunerado y relacionado.

Guevara dejó de ser rentable para Fidel, por eso éste último se desvinculó de él. Lo triste es que le dejó vendido.

Cada cual que saque sus propias conclusiones. Por cierto, el documental se llama "Che Guevara", tal cual. No se dónde puede verse aparte de en el canal temático, pero en cuanto lo sepa os pondré el link.

Un saludo.

2 comentarios:

Pablo D. dijo...

Lo que pasó es que le servía mucho más muerto que vivo ya que era mucho más famoso que él...Nada más hay que ver como en la actualidad vemos al Che como un icono de la revolución cubana y una de las marcas más vendidas y más conocidas del mundo.
Quién no conoce su cara, quién no ha visto nunca su foto estampada en una camiseta??

Si lo extrapolamos a la historia de España nos encontramos con el caso en el que Franco hace lo mismo con José Antonio Primo de Rivera al dejar que lo fusilen en la cárcel.
De esa manera se evitaba a una persona con un don de gentes y una popularidad mucho mayor que él y ganaba un mártir, muy carismático y querido, para la causa...

Un saludo Mila!

Anónimo dijo...

Y hasta su familia desilusiona.
Cuatro hijos obesos chupando la teta del recuerdo.