jueves, 3 de junio de 2010

Un par de noticias


Hoy me ha sorprendido una noticia durante la comida, absurda costumbre la de ver las noticias mientras comemos, creo yo.
En USA una mujer ha sido despedida por tener demasiadas curvas. Ya le habían prohibido llevar faldas cortas, jerseys ajustados y escotes pronunciados, pero al negarse y seguir con sus costumbres, ha sido despedida.
Fíjense que la incauta se atrevía a llevar hasta tacones altos cuando era algo que se le había prohibido también.
Las razones, o mejor dicho, la razón esgrimida por CITIBANK (firma para la que trabajaba) para este despido es que sus formas y sus costumbres a la hora de vestir, distraían al resto de los trabajadores (deduzco que hombres).
Desaprensiva, ¿cómo se le ocurre ir a trabajar con un cuerpo curvilíneo y bien formado? ¿No se da cuenta que el resto de los trabajadores pueden rendir menos porque no van a trabajar sino a verla a ella pasar?
No acaba ahí la cosa, siguiendo la tendencia de los noticiarios de preguntar a la gente de a pie sobre las noticias del día, han salido varias entrevistas hechas a ciudadanas y ciudadanos españoles sobre el tema. Un hombre ha dicho que muy bien, porque si distraía a los demás…, y una mujer ha dicho que a ella le dijeron que no llevase escotes pronunciados!!!!
Prefiero no hacer ningún comentario en caliente, porque igual digo muchas burradas, pero es que no tengo muy claro todavía si en el tema de la igualdad entre hombres y mujeres estamos en pañales o ni tan siquiera hemos nacido.
Después, antes de cenar (en esta ocasión he sido previsora) he escuchado la noticia del rechazo por parte de los barones del partido alemán que está en el poder (el de Angela Merkel, no recuerdo el nombre), a la candidatura de otra mujer para la presidencia del gobierno alemán. Según parece es una política que mira mucho hacia la izquierda (todo porque ha participado en numerosas campañas a favor de las personas más desfavorecidas, entre ellas campañas contra la pederastia) y que es muy como Merkel (sic).
Un pasito pa’ tras, como diría la canción.
Eso sí, han dedicado como un minuto aproximadamente (en el noticiero de mediodía) a la reunión del no existente Club Bilderberg, barajando la posibilidad de que asistiese la Reina Sofía (ya he leído algo sobre alguna participación anterior) y la del presidente del gobierno Rodríguez Zapatero. Como si a los asistentes a las supuestas reuniones de ese supuesto club les importase mucho lo que nos pase a las personas de a pie. Además, ¿para qué cubrir una parte de un noticiario a algo que supuestamente no existe, habiendo noticias mucho más importantes sobre las que hablar?
¡Ay!, claro, no me acordaba, mientras nos imaginamos quién irá detrás de esos cristales tan oscuros de esos maravillosos cochazos, no pensamos en que tal vez este mes el temido fin de mes llegue antes de la cuenta, porque han subido los precios a diez cosas más.
En fin, que caminamos sin norte, más bien retrocedemos. Hace unos días, Rosa Montero dijo que tal vez no nos dábamos cuenta, pero que las mujeres habíamos avanzado mucho en los últimos 20 años. Querida Rosa, me temo que con noticias como las dos que he mencionado, el avance se está convirtiendo en retroceso, porque para dar la cara ante los medios, las buenas palabras, la paridad en el gobierno, etc., quedan muy bien, pero le quitas la primera capa a ese pastel tan bonito a la vista y te encuentras con el vacío, o peor, con un bizcocho enmohecido.
Un saludo, Mila.

2 comentarios:

Pablo D. dijo...

Seguimos viviendo en una sociedad falocrática, Mila.

La mujer a avanzado mucho durante toda la historia, ha conseguido cosas que nunca en su vida hubies epensado hacer, pero todavía le queda mucho por ganar. Da pena decirlo, pero mientras que los hombres estén en el poder puede que la mujer nunca llegue a equipararse a ellos...

Esperemos que un día la sociedad recobre su cordura y ponga las cosas en su sitio. Un mundo sindiferencias de sexo es un mundo mucho mejor, sin lugar a dudas.

Me alegra que estés por aquí de nuevo, Mila. Se te echa de menos.

Un saludo!

Mila dijo...

Hola Pablo,
Ya sabes, entre mis exámenes y los del niño, ando liada últimamente, pero bueno a ver si voy recuperando.
Es cierto, mientras los hombres estén en el poder va a ser difícil que cambien las cosas, lo malo es que hay que cambiar todavía tantas cosas, que el poder lo seguirán ocupando durante mucho tiempo.
Un saludo, Pablo.